¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?
Huerto

¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?

Aquellas a las que se le llama vulgarmente «malas hierbas» no tienen ese calificativo malvado más que desde un punto de vista humano egoísta. Para la Naturaleza nada dice que ellas sean malvadas y nos daremos cuenta de que, incluso para el hombre, son a menudo plantas medicinales. Observemos pues la evolución del desarrollo de las adventicias en nuestro huerto para conocer mejor el estado de esa tierra…»)

A la inversa que, con nuestras plantas cultivadas, que las hemos seleccionado para que crezcan sobre todos los terrenos y que cuidamos y protegemos desde hace siglos, las plantas adventicias son “especialistas” que se han adaptado en el curso de su evolución.

La presencia de una especie dominante o de un número limitado de especies sobre un terreno indica las condiciones “desequilibradas” (demasiado seco o demasiado húmedo, muy rico o pobre, demasiado compactado o ligero, etc.).

Una observación puntual de un terreno es interesante en particular cuando se adquiere para cultivarlo. Se puede hacer un análisis de tierra, pero se puede también, como agricultor u hortelano, intentar conocerla observando las plantas silvestres que crecen en ella. 

Sin embargo, es todavía más instintivo observar la evolución de las adventicias en el tiempo, pues su aparición y desaparición nos indica la tendencia que está teniendo esa tierra.

De hecho, existe en cada tierra un enorme almacén de semillas de numerosas especies vegetales y entre todas esas especies solo unas pocas germinaran. 

Son aquellas para las cuales las condiciones del lugar favorables a esta especia habrán “despertado» (la semilla deja su dormancia).

Os proponemos pasar revista a los principales grupos de adventicias indicadoras de los mayores problemas de una tierra.

Plantas adventicias que te permiten conocer una tierra

En tierras secas: 

  • Escobilla (Artemisia campestris), 
  • Achicoria silvestre (Cichorium intybus L.), 
  • Salvia de los prados (Salvia pratensis L.), 
  • Hierba callera (Sedum telephium L.)

En tierras húmedas (encharcadas) con agua estancada:

  • Bistorta (Polygonum bistorta L.), 
  • Persicaria picante o pimienta de agua (Polygonun hydropiper L.),
  • Hierba de ganso (Potentilla anserina L.), 
  • Lychnis flos-cuculi L.
  • Agrimonia (Agrimonia eupatoria L)
  • Botón de oro (Ranunculus repens).
  • Menta de agua y acuática (Mentha arvensis L. y Mentha aquatica L.).
  • Consuelda (Symphytum officinale).

Tierras calizas

  • Tusilago (Tussilago farfara L.)
  • Pimpinela menor (Sanguisorba minor Scop),
  • Achicoria (Cichorium intybus),
  • Salvia (Salvia pratensis).

Tierras pobres en caliza: 

  • Mijo de los arrozales (Panicum crus-galli), 
  • Heno blanco (Holcus mollis L.), 
  • Helecho (Pteridium aquilinum), 
  • Pensamiento silvestre (Viola Tricolor L.).

Plantas adventicias que indican una degradación de la tierra

Hay adventicias que crecen en tierras ácidas y que nos indican un aumento de esa acidez a menudo ligada a una ausencia o perdida de humus.

Forman parte de este grupo

  • La persicaria (Polygonum persicaria)
  • La cola de caballo (Equisetum arvense),
  • La vellosilla (Hieracium pilosella L),
  • La centaura (Centauriun umbellatum Gilibert),
  • La acedera (Rumex escutatus L) 
  • El trébol común (Trifolium arvense). 

El hábitat natural de estas plantas es un suelo joven en plena trasformación sobre una roca madre acida

La acidez de la tierra aumenta con una falta de aire, un estancamiento del agua (capa impermeable), un drenado insuficientes cultivos excesivamente repetidos y sobre todo una pérdida de humus ligada a una falta de fertilización o a una fertilización mineral de mala calidad.

En el césped o en vergeles con cubierta herbácea, las margaritas son una indicación de la tendencia de esa tierra a acidificarse, con una humedad permanente en la superficie, y una transformación del humus neutra que se vuelve acida. La acidificación puede conducir a la aparición de una especie de capa densa de hierba, como de fieltro, y de musgo.

De manera general, el primer remedio a estos problemas es favorecer la formación y la estabilización del humus con un buen aporte de compost y utilizando los preparados biodinámicos.

Tal vez sea necesario también remediar un problema de compactado con un laboreo que permita la aireación de la tierra. Hay que observar bien la evolución de la tierra que tenemos: observar por ejemplo si las margaritas y el musgo aumentan o si remiten…

Formación de corteza o compactación superficial

Estas plantas aparecen allí donde se pisa o donde se circula con maquinaria: la manzanilla (Matricaria chamomilla L.), el Llanten (Plantago mayor), manzanilla bastarda u olorosa (Chamomilla suaveolens), centidonia (Polygonum aviculare L.), paniquesillo o bolsa de pastor (Capsella bursapastoris Medicus), etc.

La manzanilla es una gran especialista de los suelos limosos apisonados, es decir, que tienen una corteza en la superficie asfixiando al suelo debajo. Su presencia se verá favorecida por los abonos químicos y toda tendencia a mineralizar la tierra.

Es por supuesto una planta muy interesante en agricultura biodinámica, así como para hacer extractos con los cuales pulverizar sobre los cultivos (al igual que para la salud humana).

Se constata ahí un principio básico: numerosas hierbas adventicias que pueden ser invasoras son de hecho importantes plantas medicinales que vienen a curar una tierra enferma regulando el problema. Por ejemplo, la manzanilla, que con un importante desarrollo radicular fasciculado viene a airear y vivificar un suelo «muerto» (mineralizado). Es lo que hace también con la salud humana: en el interior del cuerpo humano ella vuelve a poner la vida, el ritmo de la «respiración» allí donde los procesos digestivos están bloqueados.

Otra pequeñina matricaria con aroma a pomelo aparece frecuentemente en terrenos compactados, es la Matricaria discoidea.

El Llantén nos muestra con sus rosetas de largas hojas enteras como protege una tierra «agredida» en su superficie. Indirectamente nos revela también esas propiedades curativas por las que se le utiliza asimismo en medicina tradicional.

¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?

Entre las crucíferas, la bolsa de pastor aparece en suelos que forman una costra con tendencia a un exceso de sales, a una salinización en la superficie. Ella misma es muy rica en sales minerales y puede recolectarse para enriquecer el montón del compost.

La centidonia o corredera (Polygonum aviculare L.) crece en tierras desnudas, pisadas y compactadas al extremo, a menudo con un exceso de nitratos y nitritos. Ahí también se está haciendo algo con una planta que viene a cuidar esa tierra des-compactándola y fijándola, con la tupida penetración de sus fuertes raíces en la superficie.

Formación de suela en la profundidad

Correhuela, grama, cardos, cola de caballo y tusilago son las principales adventicias de esas Ronas.

Entre las plantas que llamamos corrientemente cardos, es esencialmente el Cirsium arvense el que puede plantear problemas. Crece en suelos ricos, arcillosos, con zonas compactadas.

Muestra una falta de vida en esa tierra y a menudo un exceso de materia orgánica o de nitrógeno que engendra malos procesos de descomposición en la tierra.»’ Hace falta saber sin embargo que es muy importante para la biodiversidad pues juega un papel considerable en la vida de más de 80 especies animales.

Observad los insectos que los liban y oler sus agradables flores perfumadas. Dejad pues algunos cardos si tenéis sitio para ellos, siempre evitando que semillen (alrededor de 5.000 semillas por planta de las cuales 200 a 300 pueden germinar). Hay que evitar que colonicen demasiado un terreno con sus vigorosos tallos subterráneos (rizomas).

La cola de caballo es muy conocida por sus propiedades fungicidas. Su presencia indica la existencia de una suela compacta impermeable a cierta profundidad. Sus rizomas, que pueden tener muchos metros de longitud, crecen en un ambiente de humedad estancada y es muy difícil librarse de ellos sin remediar directamente el problema.

¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?

Hay que des compactar en profundidad. Es interesante constatar que esta planta, cuyos tallos subternineos crecen en un ambiente de humedad, es uno de los mejores remedios contra los hongos, que son justamente los que aprecian ese ambiente húmedo.

La grama rebrota de cada trocito de rizoma con una vitalidad fenomenal, por el contrario, parece ser que la mayor parte de sus semillas son estériles. indica un problema de compactación de la tierra y una riqueza en nitrógeno. También allí donde hay que reactivar la vida de una tierra aireandola.

La correhuela (Convólvulos orvensis L.) se desarrolla sobre todo en verano en terrenos compactados o trabajados sin tempero, en tiempo demasiado húmedo, creando condiciones de asfixia y sobre todo en tierras muy ricas en nitratos. Un cultivo de leguminosas sobre tierras invadidas puede ayudar con una buena aireación de la tierra y activación de la descomposición del exceso de materia orgánica.

Es interesante observar que estas plantas son todas vivaces, con rizomas con los cuales descompactan la tierra y evaporan el exceso de agua (particularmente en el caso de la cola de caballo, que a pesar de su apariencia seca esta toda llena de agua: es suficiente con aplastar un tallo para darse cuenta de esto) y vuelven a dar vida a esa tierra.

Sin embargo, hay que saber que son estas las adventicias que resultan más difíciles hacer desaparecer, justamente a causa de su poder vegetativo.

El más pequeño trocito de rizoma puede volver a dar un pie entero. Hace falta por tanto recoger cada trocito de rizoma y ponerlos a descomponer en un recipiente lleno de agua y después regar con esa agua. 

En caso de invasión masiva, existen otros medios de eliminación como es la incineración, pero lo ideal es remediar el problema des-compactando la tierra en profundidad y reactivando› su vida.

Otras dos plantas rastreras, la cincoenrama (potentilia reptans) y el botón de oro (Ranuncolus repens) indican también un compactado de la tierra que provoca encharcamiento y asfixia del suelo.

La mayoría de estas plantas muestran al arrastrarse por encima o por debajo de la tierra, la presencia permanente de agua en esa tierra o en esa superficie.

Plantas adventicias de terrenos bien fertilizados

La pamplina, el cenizo blanco (Chenopodium Album L.), las cerrajas, la lechetrezna (Euphorbia helioscopia), las diferentes ortigas muertas (Lamium album , L. amplexicaule , L galeobdolom…).

La asociación vegetal de mercurial (Mercurialis annum), verónica (Verónica persica , hierba cana (Senecio vulgaris) y cerrajas (Sonchus) es típica de tierras bien aprovisionadas de nutrientes, mullidas y que se calientan fácilmente, con una buena estructura.

Están relacionadas las plantas anuales de tamaño pequeño o mediano con flores más bien discretas; las hojas no son muy grandes pero las plantas se ven muy verdes. La observación de las formas y colores de esas plantas ilustra bien la calidad de una tierra fértil, mullida, que favorece un buen crecimiento vegetativo.

La pamplina, muy frecuente en los huertos bien abonados, no indica un problema particular, pero puede hacerse molesta cuando prolifera. La observación nos muestra una planta muy suave, de hojas con formas muy simples, primitivas, con una pequeña (flor discreta rodeada de sépalos verdes).

¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?

Si sabemos que forma parte de la familia de los claveles comprenderemos que es una especie de clavel que, en lugar de expresarse en la finura y el color de las flores, se desarrolla en las hojas y el tallo.

Ahí tenemos una señal mostrando una tierra rica en materia orgánica (en particular de origen vegetal; por ejemplo, se ve mucha pamplina bajo los árboles en otoño, allí donde se descomponen las hojas muertas).

El único modo de evitarla es desherbar lo antes posible, porque si no existe el riesgo de que lo cubra todo limitando la aireación de la tierra y favoreciendo su acidificación.

Manfred Went, agricultor biodinámico, indica que la pamplina puede ser muy útil en los en los cultivos porque cubre la tierra y fija el nitrógeno del suelo a comienzos de primavera y será después asfixiada por el cultivo a comienzos del mes de mayo.

La fumaria (Fumaria officinallis), indicara una abundancia de potasio en la tierra y una tendencia al bloqueo en materia orgánica. En lo que concierne al potasio, el trébol violeta, planta que no es una adventicia, es un buen indicador pues desaparece con la falta de potasio y el aumento de la acidez del suelo.

La hierba cana, muy corriente en los huertos, puede mostrar eventualmente, cuando se da en abundancia un exceso de nitrógeno o de materia orgánica.

Exceso de materia orgánica fresca

Un error recuente en los huertos y en los cultivos puede ser también un aporte demasiado› importante de estiércol fresco en un terreno compactado. Se vera entonces aparecer plantas de largas hojas aparecer plantas de largas hojas y de profundas raíces que expresan ese exceso de materia orgánica y de agua.

En particular de los grandes rumex son indicadores del exceso de nitratos y de una compactación. El cardo (Cirsium arverse ) cuyas raíces pueden alcanzar los 2,80m de profundidad, puede aparecer también en esos casos, es un indicador del nitrógeno y de terrenos limosos.

¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?

Algunas plantas indican simplemente una tendencia al exceso de nitratos o de nitritos aportados por el estiércol animal (compost demasiado fresco o abonos orgánicos no compostados): la ortiga, la ortiga muerta menor y el cenizo.

Esperamos que este articulo os incite a descubrir todos los encantos y secretos de estas “buenas” hierbas espontaneas que invaden a veces vuestros huertos. Es muy interesante anotar cada año sobre un plano de la huerta las especies que se desarrollan en particular. Así poco a poco aprenderemos a leer mejor lo que ellas nos dicen. 

Articulo extraído del número 31 de la revista la fertilidad de la tierra.

Quizá te puede interesar:
Plantas repelentes de plagas en el huerto y jardín
Cultivo con labranza cero, Método Babesten
Los trips ,como prevenirlos y eliminarlos
Jardín Natural o Silvestre
Como preparar un insecticida casero APICHI
La oruga del boj «Cydalilma perspectalis»
Boronia crenulata
Coprosma Repens Fireburst
El acolchado del huerto
Enfermedades y plagas del tomate
Las cochinillas, como prevenirlas y eliminarlas
Cupressus Macrocarpa (Ciprés Limón) Pino limon
8 plantas indispensables en tu huerto ecológico
El cultivo del guisante y tirabeque
Como cultivar setas en casa
Consuelda Rusa. Propiedades,usos y cultivo
Como preparar insecticida casero para el huerto y el jardín
La rotación de cultivos en el huerto-5 claves
La polilla del tomate o Tuta Absoluta
Como preparar extractos o purines de plantas
Purín de ortiga ¿Qué es? y ¿Como utilizarlo?
El propóleo aplicaciones en el huerto
Cuando y como podar un limonero o naranjo
El Mildiu, cómo prevenirlo y eliminarlo
Cola de caballo-Propiedades, usos, recolección y conservación.
Bacillus Thuringiensis
Guía del cultivo del tomate
¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?
Cuidados y cultivo del limonero
El aceite de neem aplicaciones en el huerto y jardín ecológico
Tierra de diatomeas
¿Que es la fotosíntesis? ¿Como se produce la fotosíntesis?
Planta del dinero: Guía de cuidados y cultivo
Magnolio cultivo y cuidados
close
¿Qué nos indican las plantas adventicias o malas hierbas?

¡No te pierdas estos consejos!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

2 Comentarios

  • Victoria Martínez Latorre

    Este artículo me ha resultado especialmente interesante, pues tenemos un grupo de vecinos que estamos planificando crear un bosque Miyawaki. Ya hemos abonado con materia vegetal triturada y estiércol de yegua. La fase en ka que nos encontramos es la de plantar. Esperamos poder llegar a ver como crecen y se mantienen vivas las especies autóctonas que vamos a instalar.
    El suelo es de echadizo, antiguo vertedero de escombros y con mucho apelmazamiento, creemos que ácido, sin apenas enriquecimiento, muy degradado, por lo que hemos mezclado, a mano y golpe se pala y azada los aportes anteriores. Pero no sabemos exactamente que plantas adventicias son las que allí prosperan, pues por los nombres dados no las reconocemos. Vamos a hacer fotos para poder identificarlas, cuando vuelvan a brotar, claro.
    Si podéis aportarnos alguna documentación Noa sera de gran utilidad, en España no conocemos mas experiencias de Miyawaki, si en zona orientales que, obviamente disponen de otras condiciones no exportables.
    Muchas gracias por vuestra colaboración.
    Vito.

    • Herbacelta

      Hola ,interesante iniciativa.. lo cierto es que no conozco ninguna similar donde se aplique la técnica de Miyawaki. Pero si queréis podemos ayudaros a identificar las plantas adventicias que crecen en vuestra finca. Si nos contactáis por correo (o por nuestras redes sociales) y nos enviáis las fotos, os ayudaremos. En cuanto a documentación no se exactamente a lo que te refieres, si es en lo relativo a la técnica de Miyawaki no disponemos de demasiada información. Lo que si os recomendaría para regenerar un terreno es aplicar otras técnicas además del abonado con estiércol y la materia vegetal triturada y es el uso de abonos verdes para recuperar el suelo y poco a poco atraer vida a esa tierra. Pero si quieres envíame un correo con todas las dudas que tengas y os respondemos lo entes posible.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *