Diosma Hirsuta
Plantas

Diosma Hirsuta

La Diosma hirsuta es una especie originaria de la región sudafricana del Cabo pero que se adapta perfectamente al clima mediterráneo de la Península.

Es ideal para zonas donde las heladas no bajan de -5º y duran pocos días. Este pequeño arbusto o subarbusto de follaje perenne produce durante los primeros cinco meses del año una abundante floración blanca o de tonos que van del rosa más suave al más intenso.

Florece abundantemente desde mediados de invierno hasta mediados de primavera. Sus flores de apariencia delicada, son muy pequeñas no llegan al centímetro de diámetro.

Tienen cinco estambres y forma de estrella con cinco pétalos, de un color rosa pálido muy bonito, son perfumadas, contienen aceites esenciales.

La floración es muy abundante cubriendo la planta casi por completo. Las flores atraen a las mariposas, abejas y abejorros, por lo que se considera una planta melífera. En otoño maduran sus frutos, son muy pequeños en forma de capsulas, se abren para que puedan salir sus cinco pequeñas semillas de color negro.

Características de la Diosma Hirsuta

Las matas alcanzan entre 40 y 80 centímetros de altura y extensión y crecen lentamente. Son compactas, redondeadas y muy ramificadas.

Las ramillas son leñosas en la base y tiernas en los extremos, y las hojas recuerdan las del brezo: son sésiles, muy pequeñas, estrechas, alargadas y acabadas en punta (por eso hirsuta), de color verde vivo o agrisado. Al frotarlas emanan un agradable olor. Existe un cultivar ‘Variegata’ cuyo follaje tiene reflejos plateados y la floración es blanca.

También es habitual confundirla con la Coleonema pulchellum o Arbusto confeti e incluso venden esta como si fuese Diosma.La Diosma Hirsuta es una planta más compacta y de porte más reducido en relación a Coleonema. La Coleonema a diferencia de la Diosma si admite suelos calizos.

Cultivo y cuidados

La diosma hirsuta requiere un emplazamiento soleado, donde reciba al menos cinco o seis horas de sol directo al día, para que pueda desarrollarse y florecer abundantemente. En situaciones de menos sol la planta florecerá menos.

Podemos cultivarla directamente en el jardín o en macetas y jardineras. Es una planta muy decorativa, queda especialmente bonita cultivada como ejemplar aislado o creando macizos de color.

Necesita un sustrato suelto y permeable que drene apropiadamente, rico en turba y arena para asegurar el drenaje, puede cultivarse en suelos algo ácidos o neutros, pero no le gustan los suelos calcáreos.

Regar de forma regular en primavera y verano, distanciar los riegos en otoño e invierno, dejar secar la tierra entre riegos para evitar excesos de agua.

Las plantas jóvenes y recién trasplantadas necesitan riegos más frecuentes, especialmente las cultivadas en macetas. Una vez establecidas necesitan poca agua, pueden resisten periodos de sequía, son adecuadas para jardines de poco riego y mantenimiento y para rocallas

Diosma hirsuta insectos beneficiosos
Abeja alimentándose en nuestras Diosmas hirsutas

La poda debe realizarse tras la floración, no es necesario realizar una poda muy severa, con una poda ligera para mantener la forma será suficiente. También agradecerá un abonado previo a la etapa de floración, lo que generará una floración más abundante. Un buen fertilizante casero rico en potasio.

Es una planta muy resistente ante las plagas de insectos y enfermedades. Su principal enemigo es el exceso de riego y mal drenaje del sustrato de plantación. Un riego excesivo puede provocar ataques de hongos y pudrición de raíces. El frío muy intenso y las heladas continuadas pueden acabar con los ejemplares, protegerlas con un buen acolchado puede ayudar.

El aroma de la diosma

Aludiendo a una de las cualidades más notables de estos pequeños arbustos, Linneo escogió la palabra Diosma, que significa perfume de los dioses o aroma divino, para nombrar a este género de la familia de las Rutáceas, la misma de los Citrus, también de hojas y flores ricos en aceites esenciales.

La Diosma hirsuta comparte en el ámbito anglosajón el nombre común «breath of heaven», es decir, aliento o soplo del cielo, con otra rutácea sudafricana que se le parece mucho, tanto que a menudo se confunden: la Coleonema pulchellum o Coleonema pulchrum, aunque esta es menos compacta, más alta y puede vivir en suelos calizos.

Aparte del ‘Pink Fountain’ ,otro cultivar muy conocido de la Diosma hirsuta es el ‘Sunset Gold’, de follaje verde limón y flores blancas.

Usos en jardinería y huerto ecológico

Resulta perfecta en jardines de bajo riego y rocallas y es adecuada para cultivar en macetas y en el suelo del jardín, como ejemplar aislado o en grupos formando setos bajos, borduras o en rocallas y desniveles. También vive bien en tiestos y jardineras por lo que es muy adecuada para utilizar en huertos urbanos y maceto-huertos.

Es muy recomendable cultivarla cerca del huerto ya que atrae a numerosos insectos polinizadores e insectos beneficiosos sin apenas requerir cuidados, es una planta muy rustica y apenas le atacan las plagas.

close
Diosma Hirsuta

¡No te pierdas estos consejos!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *