El cultivo del limonero
Huerto

Cuando y como podar un limonero o naranjo

El limonero es un árbol Originario de Asia (norte de la India y sur de China). El nombre de limón o limonero procede de la palabra persa «leimoun», que designa a todos los cítricos.

Es un árbol de tamaño medio (3-6m) con numerosas ramas y espinas, su copa es menos densa que la del naranjo, con una vegetación y brotes irregulares según el clima, la región y la variedad.

La planta tiene flores blancas muy perfumadas de enero a diciembre. Fruta sólo en las ramas nuevas durante todo el año. El metabolismo del árbol se ralentiza después de la cosecha. Es en este momento cuando se debe podar y se poda después del tercer año de la plantación.

En las regiones frías, durante el invierno el limonero ralentiza su crecimiento y puede sacrificar parte de su follaje, creciendo y desarrollándose rápidamente en primavera/verano. En estas regiones se puede aprovechar esta ralentización, para podar o al final del invierno antes de la floración. Antes de la poda, recoja todos los frutos maduros (amarillos).

Material para la poda del limonero

Desinfecte todo el equipo que vas a utilizar para podar el limonero o naranjo con alcohol o una solución de lejía y agua antes de podar y entre cada árbol para evitar contaminarlos.

Los cortes grandes deben protegerse para que no introduzcan enfermedades a la planta (pasta de arcilla; pasta de ceniza; mezcla bordelesa; pasta lista para aplicar disponible en el mercado).

Dependiendo del grosor de las ramas a podar, la herramienta a utilizar cambia.

Poda de mantenimiento: Para renovar los órganos fructíferos.

Los árboles adultos deben ser podados cada año, ya que los cítricos tienen tendencia a desequilibrarse. Además, si se poda cada año, la poda será más ligera, de lo contrario las ramas a podar serán más gruesas y el árbol sufrirá más.

Incluso si no puedes podar tu limonero o naranjo, el árbol seguirá produciendo, pero tendrá un desarrollo descontrolado y acabará desequilibrado, teniendo muchos frutos inalcanzables para la cosecha y es probable que facilite el desarrollo de plagas y enfermedades.

Poda de invierno

Se realiza al final del invierno después de los grandes fríos (febrero/marzo) y antes de la floración. Para los que dan fruto durante un largo periodo, (como los limoneros) después de la cosecha.

Los limoneros y naranjos y en general todos los cítricos, deben mantener una copa baja en forma de esfera para ayudar a proteger la madera del frío (en las regiones con inviernos fríos esta forma de la copa ayuda a proteger la planta, en las zonas mediterráneas no es tan importante).

Entre febrero o finales de marzo, o cuando haya pasado el frío, poda ligeramente para eliminar toda la madera muerta, enferma o mal situada. Empieza de abajo a arriba y de dentro a fuera del árbol quitando las ramas enfermas; las ramas cruzadas que se tocan entre sí y pueden causar heridas; las ramas nuevas que crecen en la estructura que da al interior del árbol porque dificultan la entrada de luz.

Elimina todos los chupones que crecen en el tronco, por debajo del inicio de la estructura y cerca del pie del árbol, ya que son ramas ladronas que consumen nutrientes. En los árboles adultos, elimina las ramas que hayan perdido su capacidad productiva.

como podar los citricos

La poda del limonero o naranjo tiene como objetivo mantener la estructura en 3 niveles que incluyen el tronco, las ramas principales, las ramas secundarias, las ramas terciarias y las ramas fructíferas que surgen de éstas. Manteniendo siempre una forma equilibrada y redondeada.

Como las hojas son uno de los principales órganos de reserva de nutrientes del árbol, hay que tener cuidado de no podar demasiado. La falta de producción en condiciones normales se debe a la escasa floración y en este caso es aconsejable podar muy ligeramente y eliminar un máximo del 10% de la vegetación, actuando sobre las ramas verticales y dejando las laterales y externas donde habrá una mayor producción.

Como podar los citricos limonero

Poda de verano (mayo-agosto)

Las ramas jóvenes y vigorosas son las que darán los mejores frutos. Cada nueva rama debe ser podada a 20 cm (4 a 5 hojas), en primavera y verano. Elimina los chupones, incluso después de la aparición de los botones florales.

En las ramas que ya tienen flores o frutos, por lo general no hay que tocarlas, excepto cuando crecen varios frutos en la misma rama, en cuyo caso se pueden quitar algunos para favorecer el crecimiento de los otros, pero sólo después de la caída fisiológica.

CONSEJO: Tritura la madera sana de la poda, en una biotrituradora y extiéndela por toda la base del árbol a modo de acolchado en un radio de 30 a 70 cm según el radio de la copa (debe terminar a plomo con la copa). Puedes y debes hacer lo mismo con la madera de la poda de otros árboles.

Lo explicado en este artículo es aplicable a cualquier variedad de cítrico como los mandarinos,pomelos,limas …etc

close
Cuando y como podar un limonero o naranjo

¡No te pierdas estos consejos!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *