La polilla del tomate o Tuta Absoluta
Insectos

La polilla del tomate o Tuta Absoluta

La polilla del tomate (Tuta absoluta), también conocida como polilla perforadoracogollero del tomategusano minador del tomate o minador de hojas y tallos de la papa, es un pequeño lepidóptero de la familia Gelechiidae, muy extendida por América del Sur.

Es una plaga para los cultivos de tomate, patata, berenjena y otras solanáceas, tanto silvestres como cultivadas.

Aunque su acción estaba centrada en América del Sur, en 2006 se documentó por primera vez su presencia en España. En la Comunidad Valenciana se detectó en junio de 2007. Su difusión es rápida y a finales del 2007 ya se localizaron focos en otros lugares del litoral mediterráneo. En 2009 se extendió por toda la zona mediterránea española y supuso desde entonces un gran problema sobre todo en el cultivo de tomate.

Actualmente es una de plagas que más daños está causando en el cultivo de solanáceas en España, es difícil de controlar y erradicar, pero en este articulo vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre esta plaga y cómo podemos mantenerla controlada de forma totalmente ecológica.

Ciclo biológico de la Tuta Absoluta o polilla del tomate

La tuta absoluta es un insecto de alto potencial reproductivo (pueden llegar a las 12 generaciones al año), los adultos son de hábitos nocturnos mientras que durante el día normalmente se esconden entre el follaje.

La hembra efectúa su puesta sobre la parte aérea de la planta, especialmente en el envés de las hojas de forma aislada, pero también se pueden encontrar en otros órganos de la planta.

Una hembra pone entre 40-50 huevos durante su vida, llegando en algunas ocasiones hasta los 260 huevos. El adulto presenta una coloración grisácea con manchas negras en las alas anteriores, llega a 10 mm de envergadura.

Los huevos son cilíndricos, de color blanco crema a amarillo, miden 0,4 mm de largo por 0,2 de diámetro y como comentamos anteriormente suelen depositarse en el envés de las hojas.

Tras eclosionar, las larvas pasan por cuatro estadios larvarios llegando al final del último con una longitud de 8 mm y es de color verdoso con manchas rosadas, para después pupar en el suelo, sobre la superficie de las hojas o incluso dentro de las galerías, en función de las condiciones ambientales.

Larvas de tuta absoluta

La pupa suele estar recubierta de un capullo blanco y sedoso y la podemos localizar en cualquier lugar de la planta y del suelo.

Las larvas tienen entre 1 y 8 mm de longitud. La pupa es de color marrón, y el adulto que mide unos 10 mm, posee antenas filiformes y alas grises con manchas negras sobre las alas anteriores.

La especie necesita de 29 a 38 días para completar su ciclo, según las temperaturas, y presenta un número alto de generaciones anuales (10-12). Las bajas temperaturas son un factor limitante de su supervivencia.

Daños que provoca la Tuta absoluta

Como hemos comentado antes la Tuta absoluta es una plaga muy prolífica, presentándose los daños principalmente en las hojas. Los daños en estas recuerdan a los del minador (Liriomyza spp.) con la diferencia de que se comen todo el mesófilo de la hoja dejando solo la epidermis.

Las galerías con superficies más o menos amplias donde a contraluz se puede observar la larva de la polilla, que en general es más oscura que la del minador o submarino. Consecuencia de estas galerías se produce una deshidratación del tejido dañado.

Hoja dañada por tuta absoluta

Otro tipo de daños son las perforaciones que ocasiona en tallo y los daños en brotes, sobre todo en las inserciones de las hojas o pedúnculos y en los brotes más tiernos. La larva también prefiere los brotes de la parte apical de la planta.

La polilla del tomate o Tuta Absoluta

En cuanto a los frutos, estos pueden ser dañados desde el momento en que comienza el cuajado. Nunca afecta al fruto cuando está maduro, siempre en verde y puede darse en cualquier parte del mismo, aunque hay una preferencia por la zona protegida del cáliz. Las galerías y perforaciones en el fruto son una fuente de entrada de hongos patógenos.

La polilla del tomate o Tuta Absoluta

Como combatir la tuta absoluta de manera ecológica

Para combatir la tuta de forma eficaz debemos atacar tanto las orugas como las polillas y debemos de hacerlo de forma diferente.

Colocaremos trampas cromáticas para detectar si aparecen polillas y ver si tenemos presencia de individuos adultos. Algunos profesionales recomiendan colocar trampas con feromonas. Nosotros no lo hacemos así, algunos estudios han demostrado que pueden atraer individuos macho que no están en nuestras huertas.

Se ha detectado zonas donde la presencia de Tuta no era significativa y colocando trampas cromáticas con feromonas de forma preventiva se detectaron machos durante 2 semanas previas a la llegada de las hembras y a la afectación de la planta.

Lo que si recomendamos es la colocación de trampas cromáticas tanto de paneles como en el suelo con agua, se pueden fabricar fácilmente con recipientes de color amarillo llenos de agua y un poco de jabón.

Combatir las orugas de Tuta Absoluta

Para las orugas usaremos la Tierra de diatomeas de manera preventiva pulverizándola sobre la planta y sustrato cada 14 días.

Si detectamos plaga en estas trampas aplicaremos Bacillus Thuringiensis cada 6 días, y lo alternaremos con tierra de diatomeas, es decir aplicaremos Bacillus y a los 3 días tierra de diatomeas a los 3 días de nuevo Bacillus así alternaremos en ciclos de 6 días la tierra de diatomeas y el Bacillus Thuringiensis.

También podemos aplicar la tierra de diatomeas por el suelo así ayudara a eliminar larvas que se entierren.

Tanto el Bacillus Thuringiensis como la tierra de diatomeas pierden su efectividad con las lluvias así que deberes ser más insistentes dependiendo de la climatología o si el cultivo este protegido o no.

Cuando detectemos que la plaga ha bajado en intensidad reduciremos la dosis y la espaciaremos a ciclos de 14 días, intercalando productos a los 7 días.

Para combatir la polilla de la Tuta absoluta

Para la polilla el tratamiento más adecuado es el aceite de neem con Jabón potásico , al cual la polilla es sensible.

La polilla no causa daños directos sobre la planta, pero tenemos que eliminarla para cortar el ciclo biológico de la plaga.

No aplicaremos nada hasta detectar polillas en las trampas, en cuanto detectemos polillas empezaremos con tratamiento con aceite de neem y jabón potásico fumigando las plantas cada 7 días, si vemos que la plaga no se reduce repetiremos fumigación a los 4 días y si la plaga se va controlando podremos espaciar y fumigar cada 15 días.

Otras medidas preventivas y de lucha contra la Tuta

  • Mantener la planta en estado óptimo. La aparición de la mayoría de plagas se deben a un debilitamiento de la planta el riego con purín de ortiga puede ayudar a mantenerlas sanas.
  • Arrancar y destruir las plantas o ramas afectadas, en cuanto detectemos plantas o ramas afectadas, cortar las zonas afectadas y quemarlas.
  • Rotar los cultivos. Si los cultivos se repiten en la misma zona, estaremos fomentando la tuta ya que le estaremos asegurando el alimento a cada nueva generación, esto es importante para la tuta y para cualquier plaga
  • Utilizar los enemigos naturales de la tuta a nuestro favor. Los míridos, son unos insectos de la familia de los chinches, que podemos atraer a nuestro huerto si contamos con plantas refugio como las olivardas (Dittrichia viscosa).
  • Aplicar te de Jengibre, se ha demostrado que es un repelente eficaz contra la tuta y que reduce la apetencia de la planta. Os dejo un video de la huertina de Toni donde explica cómo prepararlo.
close
La polilla del tomate o Tuta Absoluta

¡No te pierdas estos consejos!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *