Guía del cultivo de la zanahoria
Huerto

Guía del cultivo de la zanahoria

El cultivo de zanahorias esta entre los imprescindibles de todo huerto familiar. Sus múltiples virtudes nutricionales y su riqueza en minerales y vitaminas esenciales, como el betacaroteno o vitamina E, unido a sus excelencias culinarias, hacen de ella uno de los cultivos más populares junto a lechugas, tomates y judías. Aunque para muchos huertos y hortelanos también resulta uno de los cultivos más difíciles, esperamos que la aparente complejidad no desanime a los principiantes.

El cultivo de las zanahorias se realiza en casi todos los climas y, aunque prefieren los templados, no existen problemas en su cultivo si se eligen las variedades idóneas. Y si se respetan las fechas de siembra más recomendables en cada zona o clima.

¿Qué tierra les gusta a las zanahorias?

Si deseamos zanahorias tiernas, jugosas, de tamaño regular y de buena presencia, elegiremos para su cultivo tierras francas, sueltas, mullidas y/o arenosas, que retengan bien la humedad pero que no se encharquen (las arcillosas-calcáreas y las arcillo-arenosas son las mejores).

En las tierras duras y compactas se pueden cultivar las variedades enanas, ya que las de largo porte tenderán a lignificarse, dando un corazón muy duro y poco agradable de comer. Las tierras muy pedregosas crean deformaciones poco estéticas en las zanahorias, aunque no merman en nada sus cualidades.

Otro problema son las tierras abonadas con compost fresco, ya que además de provocar podredumbres y la proliferación de raíces partidas, las zanahorias cultivadas con materia orgánica fresca suelen aparecer recubiertas de raicillas (como si tuvieran barba) lo que les da una apariencia poco agradable y dificulta su posible comercialización.

Abonado y riego en el cultivo de zanahorias

Les gusta una tierra rica en humus, pero no los estiércoles y abonos orgánicos frescos, por eso procuraremos usar para su cultivo mantillos y compost muy hechos (de más de un año), o sembrarlas en terrenos que albergaron cultivos bien abonados (después de un cultivo de patatas o tomates).

En casos excepcionales también podemos sembrar zanahorias en parcelas en las que se efectuó un abonado verde, aunque dejaremos pasar por lo menos uno o dos meses desde su roturación e incorporación al suelo hasta la siembra.

Evitaremos los purines de estiércol y todo aporte excesivamente nitrogenado, porque las zanahorias absorben los nitratos solubles, vengan de donde vengan, aparte de que tenderían a estimular el desarrollo de su parte foliar en detrimento de la radicular, que es la que comemos.

Para el correcto cultivo de la zanahoria es preferible un riego regular, procurando que no padezcan sed, pues si el suelo se reseca mucho la piel de las zanahorias se endurece y al siguiente riego copioso o período de lluvias abundantes, se agrietarán y partirán longitudinalmente, con lo que se perderá gran parte de la cosecha. Es especialmente importante mantener la humedad apropiada durante todo el período de siembra y germinación.

Siembra de las zanahorias

La siembra de las zanahorias es una de las operaciones más delicadas, ya que las semillas no deben enterrarse muy profundas y necesitan una humedad regular hasta su nascencia al cabo de 10 0 15 días. Algunos hortelanos realizan una pregerminación (poniéndolas a remojo y luego entre paños húmedos dos o tres días hasta que germinan) para acortar ese período.

Pueden sembrarse en líneas, en bancales o en bandas. Habitualmente se siembra en hileras separadas unos 25 0 30cm, aunque yo siempre suelo recurrir a la siembra a boleo en todo el bancal. La operación de siembra puede hacerse «a pulso» -algo complicado por la pequeñez de las semillas.

Aunque los menos habilidosos pueden recurrir al uso de sembradora mecánica. Un sistema muy usual consiste en mezclar las semillas con abundante arena o con mantillo viejo para obtener un volumen más fácil de esparcir homogéneamente. Las semillas se enterrarán de 1 a 2cm y pueden recubrirse las líneas con una fina capa de compost muy descompuesto o de arena.

En principio la siembra de zanahorias en semillero y el posterior trasplante, no suele ser factible ya que no soportan su trasplante a raíz desnuda, aunque en pequeños huertos o en cultivos precoces hay quien recurre a su siembra en bandejas y trasplanta los cepellones cuando las hojas de las zanahorias tienen entre 3 y 5 cm de longitud.

Las semillas de zanahoria sólo germinarán cuando la tierra alcance temperaturas superiores a los 5ºC. Además de con la pregerminación, también podemos acelerar la nascencia cubriendo la tierra con mantillo de compost (muy negro) que absorba radiación solar y caliente la tierra.

Conviene recordar que durante la germinación habrá que procurar que la tierra se mantenga húmeda, por lo que otra opción interesante consiste en cubrir el sembrado con una malla negra de sombreado, hasta que veamos aparecer debajo las primeras hojitas de zanahoria. Esta práctica también permite regar con manguera o regadera sin por ello compactar la tierra, evitando que se forme una corteza de tierra dura en la superficie, pues dificulta la emergencia de los tiernos brotecillos.

Guía del cultivo de la zanahoria

Eligiendo bien las variedades a sembrar, podemos realizar siembras durante casi todo el año. Pero si sembramos con tiempo muy frío y las zanahorias tardan más de 15 días en germinar y emerger, cuando se desarrollen tenderán a espigarse con facilidad y a subir a flor, con lo que su corazón se volverá leñoso y poco comestible.

Es importante llevar a cabo siembras escalonadas para poder disponer de zanahorias todo el año. Empezaremos en el mes de enero en las zonas más templadas y a partir de marzo o abril en las zonas frías.

Las últimas siembras de finales de verano nos permitirán una producción de desarrollo lento debido a la llegada del frío, con lo cual podremos ir cosechándolas durante el invierno y a principios de primavera. También podemos recurrir a variedades de ciclo corto para los cultivos tempranos y tardíos.

Resulta interesante ir sembrando según el calendario biodinámico en los días de raíz. Si sólo nos fijamos en las fases lunares visibles, efectuaremos las siembras a ser posible en luna menguante.

Se pueden efectuar siembras simultáneas de rábanos, que nacerán antes y marcarán bien las líneas sembradas, de lechugas o coles, que serán trasplantadas a otro lugar una vez tengan el porte adecuado. Un inconveniente a tener en cuenta es que las siembras simultáneas no son compatibles con el sistema de desherbado térmico que se explica más adelante.

Variedades de semillas de zanahoria

Existen muchas variedades de zanahorias dependiendo de la zona donde se cultive, sería interesante intentar conseguir semillas de gente del lugar que ya estarán adaptadas a la zona, pero no es una tarea tan sencilla, ya que la zanahoria es un cultivo que no produce semillas hasta su segundo año, por lo que son muchos los hortelanos que nunca recogen sus propias semillas.

Si no lográis conseguir semillas existen en el mercado diferentes variedades las más comunes son:

  • Chantenay de corazón rojo: Variedad medio larga de raíz cónica, punta ligeramente redondeada, muy azucarada y gustosa. Apreciadísima para mercado. Se siembra todo el año, con preferencia de Febrero a Mayo, de asiento, a voleo o en líneas equidistantes unos 40 cms. Aclarar a unos 10 cms. de distancia. Puedes encontrar estas semillas en Planeta huerto .
  • Nantesa :Variedad precoz. Raíces bien formadas, sin corazón, muy dulces y de piel fina. Su forma es cilíndrica terminada en punta roma. Se siembra todo el año, con preferencia de febrero a mayo, de asiento, a voleo o en líneas equidistantes unos 40 cms. Aclarar algo crecidas las plantas a 10 cms. de distancia. Puedes encontrar estas semillas en Planeta huerto.
  • Touchon: Variedad de raíz larga (18 – 20 cm), con forma cilíndrica, y extremo redondeado, de buen color anaranjado, sin corazón diferenciado, con cuello que sobresale ligeramente.Follaje medianamente desarrollado.Ciclo medio. Siembra de Enero a octubre. Puedes encontrar estas semillas en Planeta huerto.
  • Amsterdam: Variedad precoz.Follaje verde claro, corto y fino.Raíz delgada, cilíndrica de punta obtusa, de 16 cm de longitud, sin corazón, carne color anaranjado fuerte.Siembra en Enero-Octubre. Puedes encontrar semillas de esta variedad en Planeta Huerto

También puedes encontrar semillas de zanahoria a buen precio en Amazon .

Control de hierbas en el cultivo de zanahorias

La falsa siembra

Consiste en preparar la tierra unos veinte días o un mes antes de la siembra de zanahorias, eligiendo un «día hoja» del calendario lunar. Removemos bien la tierra y regamos como si hubiéramos efectuado una siembra.

A la semana o a los diez días, habrán salido multitud de hierbecitas o estarán germinando en la tierra, por lo que aprovecharemos para realizar una escarda a fondo removiendo bien la tierra y volveremos a regar,repitiendo la operación de presiembra y desherbado.

Con ello nos aseguramos que al sembrar las zanahorias apenas saldrán hierbas adventicias. Conviene además elegir un «día raíz» para la siembra de las zanahorias, ya que la energía de las constelaciones de tierra estimula el desarrollo de las zanahorias y suele inhibir la nascencia de las hierbas.

EI desherbado térmico

Aprovechando la lentitud de germinación y brotado de las semillas de zanahoria, podemos quemar las hierbas emergentes con un soplete de fontanero o esparciendo una fina capa de paja seca y prendiéndole fuego.

Esta operación la realizaremos más o menos a la semana de la siembra, cuando la tierra aparece cubierta de hierbecitas, unos dos o tres días antes de la nascencia de las hojitas de zanahoria, que se identifican por su peculiar forma en «uve» inclinada, con la cubierta de la semilla coronando el extremo superior.

El aclareo de las zanahorias

El aclareo es muy importante si deseamos obtener unas zanahorias de porte razonable. Se realiza un primer aclareo cuando las hojas tienen entre 2 y 3cm, dejando una separación de 2 a 3cm entre plantitas. Unas semanas más tarde se efectuará un segundo aclareo, eliminando una planta de cada dos o dos de cada tres, dejando una distancia entre zanahorias de 5 a 8 cm.

Aunque las zanahorias arrancadas en el segundo aclareo ya son comestibles -suelen ser tiernas y de sabor exquisito-, conviene tener muy presente que, si tardamos en realizar el aclareo y pasan mucho tiempo creciendo muy juntas, luego ya no engordarán por mucho tiempo que las dejemos en la tierra sin cosechar.

Por ello, si queremos conseguir zanahorias de buen tamaño, no hay que tener reparos o miedo en clarear arrancando zanahorias pequeñitas hasta que queden entre ellas de 5 a 8cm.

Os dejo un video del canal «El huerto familiar» que explica a la perfección y de una forma muy detallada, como realizar un correcto cultivo de la zanahoria.

Texto basado en publicación de Mariano Bueno Bosch.

close
Guía del cultivo de la zanahoria

¡No te pierdas estos consejos!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *